Cita: límite a la propiedad intelectual

El derecho de cita es uno de los más recurrentes para justificar el uso de obras ajenas y algunas veces se aplica o interpreta de manera incorrecta. Conocer bien qué incluye el derecho de cita para utilizar contenidos ajenos, resulta básico para evitar problemas con los autores de dichos contenidos. Cada vez más, gestores de blogs o microblogs, se encuentran ante la duda de qué contenidos de terceros pueden utilizar y cuáles no y en muchas ocasiones se amparan en el derecho de cita, que interpretan de manera errónea, lo que les puede causar un grave problema. En ese sentido resulta de especial interés el estudio de esta excepción que ha sufrido importantes cambios en la Ley de propiedad intelectual, que entró en vigor el pasado día 1 de enero de 2015.

¿En qué consiste el derecho de cita?

La normativa de propiedad intelectual, prevé una serie de límites y excepciones a los derechos que de forma exclusiva, reconoce a los autores. El derecho de cita se encuentra entre dichos límites. Así, en el caso que se cumplan una serie de requisitos, las obras de terceros podrán ser utilizadas sin la autorización del autor. En otras palabras, cualquiera, si cumple con los requisitos del derecho de cita, podrá usar obras de terceros, sin pedirles permiso.

Cita
Cita

¿Cuándo puede aplicarse el derecho de cita?

Comprender bien en qué casos es aplicable el derecho de cita, puede evitar problemas con autores, así que en caso de dudar si el uso de una obra de un tercero está sujeto a esta excepción, deberá tenerse en cuenta que:

  • El derecho de cita únicamente incluye la inclusión de una obra de un tercero, en una obra propia. Es decir, resulta necesario que quien utilice la obra de dicho tercero, lo haga en una propia (por ejemplo en su blog o página web personal).
  • Únicamente podrá utilizarse un fragmento de la obra del tercero, en otras palabras estamos hablando de un extracto o una parte inferior al todo. En ningún caso está amparado en el derecho de cita, el uso de partes sustancialmente grandes de la obra o la totalidad de la misma.
  • El uso de la obra, debe ser para finalidades de docentes o de investigación. Esta excepción dentro de la excepción no está exenta de polémica pues fue incluida por España a pesar que la normativa europea que regula el derecho de cita, no la prevé. Así y considerando que el derecho comunitario o europeo es directamente aplicable a España, este límite debe entenderse como no puesto.

¿Qué obras pueden utilizarse?

Específicamente la Ley de Propiedad Intelectual prevé que pueden ampararse en el derecho de cita, siempre que se cumplan los requisitos anteriores, el uso de las obras escritas (por ejemplo un artículo), sonoras (por ejemplo una canción) o audiovisuales (por ejemplo una película o vídeo).

¿Cómo se aplica en Internet?

La modificación de la Ley de Propiedad Intelectual, que entre otras cosas ha ocasionado el cierre de Google News, introduce importantes modificaciones en relación a cómo debe aplicarse el derecho de cita en internet haciendo especial mención a aquellas webs que agreguen fragmentos de obras ya divulgadas, que no requerirán autorización del autor, pero sí que deberán pagarles una compensación equitativa. Esto incluiría las webs de enlaces a contenidos de terceros, siempre que dichas webs tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento. No estarán sujetos al pago de compensación alguna aquellas webs que dispongan de buscadores para localizar las obras anteriormente indicadas, siempre que lo hagan sin fines comerciales.

En resumidas cuentas a falta de ver una aplicación práctica de esta nueva regulación, el uso de partes de obras de terceros en webs o servicios propios, estará sujeta al pago de compensación a través de las entidades de gestión, quedando fuera de dicho pago los buscadores diseñados para localizar las citadas obras.

La legalidad de tu empresa,
en las mejores manos


93 540 43 32