Logo: ¿cómo registrarlo?

Cualquier empresa, emprendedor o start-up que ofrezca sus servicios o productos, debe pensar en la forma para que su imagen o logo corporativo o relacionados con dichos productos o servicios, sea protegido de usos indebidos por parte de terceros. Los nombres comerciales, marcas, logos asociados a productos o servicios, son la forma en que los consumidores reconocerán al empresario en el mercado por lo que resulta necesario plantearse una mínima inversión para evitar dichos problemas a posteriori del lanzamiento de nuestro proyecto. En este punto, muchos de dichos empresarios que han invertido tiempo y dinero en el diseño de un logo, se preguntan qué medios legales existen para registrarlo. La respuesta dependerá de una serie de preguntas que debes hacerte.

¿Dónde voy a ofrecer mis productos o servicios?

La primera pregunta a realizar para saber cómo registrar un logo, es analizar cuál será tu mercado. En el caso que preveas ofrecer tus productos o servicios únicamente en España, deberás pensar en un registro nacional de tu logo y en el caso que centres tu mercado en más de un Estado miembro de la Unión Europea, deberás plantearte un registro europeo o comunitario. La diferencia básica es el coste, menor en el caso del registro nacional y el ámbito de protección, mayor en el ámbito europeo, ya que dicho registro protege tú logo en todos los Estados de la Unión Europea.

¿Cómo se registra el logo?

El registro del logo, tanto nacional como europeo, debe solicitarse exactamente igual que se haría con una marca, así dependiendo de los siguientes criterios podrás realizar dos tipos de registros:

–       Marca figurativa: aquella que únicamente incorpore el logo sin texto alguno.

–       Marca mixta: aquella que junto al logo, se incluya el nombre o denominación de la marca.

registra tu logo
logo

¿Qué debo hacer antes de pedir el registro?

La solicitud del registro tiene un coste considerable y en el caso que no te concedieran el registro, perderías la cantidad invertida. Por esto es necesario e imprescindible que realices una búsqueda previa para ver si tu logo está ya registrado. Dicha búsqueda se realiza en sitios distintos en función de si es un registro nacional o europeo. En el caso de las marcas mixtas, limítate a poner la parte de texto de tu marca en el buscador.

Si tu marca está libre, debes decidir en qué clase vas a pedir el registro de tu logo, para ello define primero si es un producto o un servicio y en función del caso solicita el registro en aquella de las 42 clases que más se adecúe a lo que haces. Si consigues el registro del logo, sólo estará protegido para aquella clase en que lo hayas pedido.

¿Qué coste tiene?

Solicitar el registro de un logo a nivel nacional tiene un coste, si se hace online, de 121,68 € e incluye el registro en una clase. Si lo que quieres es el registro europeo, el coste asciende a 900 €, pero incluye hasta tres clases además de que tu logo no podrá ser utilizado por nadie distinto a ti en toda la Unión Europea.

Ya tengo el logo registrado ¿ahora qué?

En cualquiera de los dos casos (nacional y europeo), el registro te protege durante un plazo de 10 años, pasados los que deberás proceder a la renovación sino quieres perder los derechos sobre tu logo. En caso de conseguir el registro debes saber que puedes prohibir que cualquier tercero use un logo igual o parecido al tuyo, en el mismo sector de actividad, sin tu autorización. Serás el propietario exclusivo del logo.

Finalmente recuerda que es muy recomendable (obligatorio diría), activar una vigilancia mientras tu logo esté registrado, a efectos de evitar que cualquier tercero pueda pedir el registro un logo igual o parecido y no seas consciente de ello. Tanto en la marca nacional como la europea, existe un plazo (2 y 3 meses respectivamente) para que te opongas al registro de marcas iguales o parecidas, pero sino lo haces en este tiempo, se entiende que toleras la existencia de dicha marca.

La legalidad de tu empresa,
en las mejores manos


93 540 43 32