Las Autoridades Europeas de Protección de Datos y la Política de Privacidad de Google

Las Autoridades Europeas de Protección de Datos han publicado sus conclusiones sobre la investigación realizada a Google con relación a su nueva política de privacidad, publicada el pasado mes de marzo.

En estas, a modo de carta dirigida a la empresa norteamericana, concluyen que, tras las respuestas dadas por Google a los cuestionarios planteados por la autoridad francesa de protección de datos (la CNIL), que es quien ha liderado esta investigación, se ha demostrado que la empresa no tiene en cuenta algunos principios clave de la protección de datos, como la limitación de la finalidad, la calidad de los datos, la proporcionalidad y el derecho de oposición. Incluso se cree que se produce una ausencia de límites, en algunos casos, con relación al alcance, recogida y usos de los datos.

Así, se considera que Google, en primer lugar, no facilita suficiente información a los usuarios que utilizan sus servicios, especialmente sobre los fines y categorías de datos que se tratan. En segundo lugar, parece que Google permite combinar prácticamente cualquier dato de cualquier servicio y para cualquier fin. En ocasiones, además, no se obtiene un consentimiento inequívoco del afectado, cuando sería necesario. Todo ello, en definitiva, produce una inseguridad para la privacidad del usuario que debería mejorarse, según lo manifestado por las Autoridades Europeas.

Por todo ello, las propias Autoridades le remiten una serie de recomendaciones prácticas que Google debería tener en cuenta, además de un resumen con las conclusiones del estudio y con las recomendaciones detalladas.

Entre las recomendaciones, se considera que Google debería revelar y detallar al usuario la forma en que realiza cada tratamiento y en atención a cada servicio, así como sus fines y la categoría de datos tratados.  Con respecto a la combinación de datos, Google debería adoptar medidas para aclarar los fines de dicha combinación así como los medios con los que se realiza, estableciendo controles más concretos para los usuarios, como por ejemplo, el consentimiento explícito para la combinación de datos, entre otros.

En dicha carta se reconoce el papel fundamental que Google desempeña en la red, indicando que las recomendaciones efectuadas no pretenden limitar la capacidad de la empresa para innovar sino incrementar la confianza y control del usuario en el tratamiento de sus datos.

Por último, se pide a Google que responda cómo y en qué plazos actualizará su política de privacidad de acuerdo con las recomendaciones planteadas por la CNIL.

La legalidad de tu empresa,
en las mejores manos


93 540 43 32