Responsabilidad por difundir información ilícita a través de las redes sociales

Son muchas las noticias que se han publicado recientemente sobre la rápida difusión de información que permiten las redes sociales. Y esto que, evidentemente, es una ventaja para el usuario de la red social y para la ciudadanía en general, también es peligroso y puede causar graves perjuicios.
Así, se ha puesto de moda entre menores de edad, el grabar vídeos de contenido sexual, con o sin el consentimiento de alguno o algunos de los participantes en el video, para posteriormente, colgarlo en redes sociales como Twitter. En estos casos, el problema deviene evidente, el video se difunde a través de la red (a través del conocido retweet) y en cuestión de minutos el video llega a miles de usuarios.
A este respecto, las autoridades competentes ya han advertido que el compartir videos sexuales en el que intervienen menores a través de las redes sociales, es equiparable a la difusión de pornografía infantil, por lo que, tan responsable es el que realiza el video y lo cuelga en la red, como el que ayuda a difundirlo.
Este problema, no solo afecta a menores y es que, muchos usuarios de redes sociales acaban colgando imágenes o videos privados e íntimos de terceras personas que no han consentido la difusión y, es por ello, que una de las reformas del Código Penal, que está pendiente de aprobación, es considerar constitutivo de delito el difundir, revelar o ceder a terceros imágenes o vídeos que afecten a la intimidad de un tercero, aunque la imagen o video hubiere sido consentido, por tanto, aquí la responsabilidad penal alcanzaría, no solo a la persona que cuelga el vídeo, sino también a quien lo difunde. La pena prevista es de 3 meses a 1 año de prisión.
La legalidad de tu empresa,
en las mejores manos


692 14 05 71