La Audiencia Nacional concluye que los diagnósticos por la imagen formaban parte del historial clínico que se tiene que facilitar al paciente.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha dictado una Sentencia, de fecha 6 de noviembre de 2013, en la que establece que las placas, imágenes de radiografías, TAC u otras pruebas diagnósticas por imagen, forman parte del historial clínic del paciente y, por tanto, cualquier paciente que ejerza su derecho de acceso a su historial clínico, tiene derecho a que también le sean entregadas las pruebas de diagnóstico por imagen que se le hayan efectuado.

Curiosamente, a esta misma conclusión había llegado previamente la Agencia Española de Protección de Datos, sin embargo, la Agencia se había declarado incompetente para sancionar al Centro Médico delegando dicha competencia en Sanidad.

Historial clínico
Historial clínico

Así, la Audiencia Nacional entiende, como la Agencia, que a la paciente (en este caso a su hija, porque ella falleció) se le ha vulnerado el derecho de acceso al historial clínico, pero además, la Audiencia Nacional si que considera competente para sancionar a la Agencia Española de Protección de Datos y ello, en base a que lo que se ha producido es una vulneración del deber de seguridad (artículo 9 de la LOPD) dado que, el Centro Médico manifestó no poder entregar las imágenes, como parte del historial, por haber sido entregadas anteriormente sin tener el comprobante de haberlo hecho. En este caso, el Centro Médico, tal y como declara el perito durante el proceso, tiene o debería tener un sistema de almacenamiento en CD o DVD de los diagnósticos por imágenes realizados, por lo que, debería disponer de las imágenes para poder ser entregadas a la paciente.

Por último, nos parece interesante resaltar, en materia de protección de datos y aunque no se trate del fondo del asunto discutido, que dicha Sentencia, manifiesta además que:

1.- A pesar de que el derecho al acceso es un derecho personalísimo, la hija de la paciente fallecida tiene legitimación para acceder al historial clínico y obtener la tutela correspondiente del derecho de acceso a los datos médicos de su madre por tratarse de un familiar directo.

2.- Aunque los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición son derechos que se extinguen con la muerte del titular de los datos, en caso del historial médico la normativa de protección de datos (LOPD) debe complementarse con la Ley 4/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la Autonomía del Paciente y la interpretación de ambas normativas en conjunto, hacen posible extender los mencionados derechos incluso después de fallecer el titular de los datos.

La legalidad de tu empresa,
en las mejores manos


93 540 43 32