Textos legales ¿en qué idioma?

Compartir esta noticia:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Si vendes por Internet fuera de España, seguramente te has preguntado el idioma en que debes ofrecer la información legal a tus consumidores. Si vendo en Alemania o Francia ¿tengo la obligación de poner mis Condiciones de Venta en alemán o francés? ¿Y la Política de Privacidad? ¿Debo gastarme dinero en traducir estos textos legales interminables? ¡Horror!

¿A quién diriges tu oferta?

Resulta obvio decir que cuando alguien pone en Internet su oferta de productos o servicios, cualquier persona en el Mundo, potencialmente podría estar interesado en ellos y por tanto, ser un potencial consumidor. El punto clave en este aspecto, sin embargo, es si la oferta de productos o servicios está dirigida a un colectivo de consumidores determinado. En este ámbito, alguno de los aspectos que pueden determinar que dicha oferta está dirigida a unos consumidores (Estado) en particular, son, entre otros, cuando uses alguno de estos elementos: uso de una moneda distinta al Euro (por ejemplo si se ofrecen los precios en Libras); utilizar en la oferta lenguas distintas a la oficial del Estado de la tienda online; uso de teléfonos con prefijos diferentes a los del citado Estado o uso de dominios de Internet con terminaciones de país específicas y diferentes al .es. En todos estos casos, los Tribunales pueden considerar que estás dirigiendo tus productos o servicios a los consumidores de un Estado determinado.

Idiomas textos legales

Idiomas textos legales

El idioma de los textos legales, en cada Estado, una solución.

Como criterio general, cabe señalar que la normativa de protección a los consumidores finales, ha sido y será, siempre garantista para este último. Así que cualquier información que se le facilite (oferta, descripción del producto, manuales, instrucciones y, evidentemente, textos legales), debe ser accesible y comprensible para éstos. Huelga decir que el idioma de esta información, es un elemento esencial para calibrar la accesibilidad y, sobretodo, la comprensión por parte del consumidor. Este por tanto, no es un tema menor en relación al grado de respeto a los derechos de los consumidores.

Dicho esto, la Directiva que regula en la UE la información a consumidores (también a los que compran online), introdujo este artículo: “Los Estados miembros podrán mantener o introducir, en su legislación nacional, requisitos de carácter lingüístico en relación con la información contractual a fin de garantizar que dicha información pueda ser comprendida fácilmente por los consumidores.”  En otras palabras, se dejó al arbitrio de cada Estado, si el comerciante online, una vez decidido si sus consumidores eran o no su mercado objetivo, debían proporcionar la información pre-contractual (Textos legales), además de otra, en el idioma oficial de cada Estado miembro. Esta tabla, te ayudará a resolver tu caso concreto. En ella podrás ver que países como Dinamarca, Estonia, Italia y, la propia España, establecen requisitos de idioma si las webs de comercio electrónico, dirigen su oferta a sus consumidores. Mira la lista, decide si ese Estado es tu público objetivo y si es así y ha establecido requisitos de idioma, te tocará traducir tus textos legales.

Sólo para el B2C

Si tu oferta va dirigida a empresas o empresarios (no a consumidores finales), no has leído nada. Se estará en ese caso, a la voluntad de la partes.

Contacta con Víctor Roselló

Los campos con asterisco (*) son obligatorios.

Nombre*

Apellidos*

Empresa

NIF / CIF

Teléfono*

Correo electrónico*

Asunto*

Comentarios

He leído y acepto la Política de Privacidad

Para evitar spam y confirmar que no eres un robot,
escribe por favor el texto de la imagen captcha